Top 5 amenazas del kit de casa

Según las estadísticas, entre el envenenamiento doméstico provocado por sustancias químicas, los casos de envenenamiento por drogas son del 70%. Esta cifra debería obligarnos a ser cautelosos y conscientes de los peligros que conllevan los medicamentos en el botiquín del hogar. Algunos de ellos pueden amenazar no solo nuestra salud, sino también la vida.

En este artículo, le informaremos de los cinco medicamentos más peligrosos que se pueden encontrar en muchos botiquines de primeros auxilios para el hogar. Esta información ayudará a adoptar un nuevo enfoque para muchos medicamentos conocidos y será útil para usted y sus seres queridos.

Amenaza número 2: medicamentos para la alergia, antidepresivos y antihipertensivos.

Tomar medicamentos para las alergias, la presión arterial alta y los antidepresivos puede ir acompañado de la aparición de somnolencia. En sí mismo, tal estado no es peligroso, pero bajo ciertas circunstancias puede llevar a consecuencias terribles. Incluso tomar una dosis única del medicamento en cualquier momento puede causar somnolencia e inhibición de la reacción. Al conducir un automóvil o controlar otros mecanismos complejos, este estado puede convertirse en la causa de situaciones de emergencia que pueden provocar lesiones o la muerte.

Además de estos efectos, el uso a largo plazo de estos medicamentos puede tener un efecto tóxico en algunos órganos:

  • antidepresivos (Relanium, Fenozepam, etc.) - en el corazón;
  • antihipertensivos (Atenolol, Corinfar, Enap, etc.) - en el hígado, los vasos sanguíneos y los riñones;
  • antihistamínicos (Zodak, Fenistil, Claritin, Pipolfen, Tavegil, etc.) - en el hígado y el corazón.

Amenaza número 4: antibióticos

La presencia de antibióticos en el botiquín de primeros auxilios en el hogar ha dejado de ser una rareza. Muchos están acostumbrados a auto-tratamiento, tomándolos con infecciones virales respiratorias agudas comunes o gripe. Sin embargo, esta "terapia" causa muchos efectos negativos que podrían haberse evitado.

La aceptación de incluso pequeñas o medianas dosis de agentes antibacterianos conduce a la destrucción de la microflora natural del intestino, la vagina y la piel. Una persona tiene candidiasis, la digestión empeora, se desarrolla hipovitaminosis y disminuye la inmunidad. Todas estas consecuencias se eliminan durante mucho tiempo, durante meses. En el contexto del debilitamiento de muchos mecanismos de defensa, el camino hacia otros agentes infecciosos se abre y la persona comienza a enfermarse con más frecuencia. Todas estas consecuencias del autotratamiento del SARS o la gripe podrían haberse evitado al tomar una terapia adecuada para el diagnóstico, y no antibióticos que no tengan efecto sobre los virus.

Cuando tome antibióticos en dosis más altas puede desarrollar complicaciones aún más graves:

  • daño renal tóxico: función alterada, que provoca la aparición de una sed intensa, aumento o disminución de la cantidad de orina y dolor en la región lumbar;
  • daño hepático tóxico: función alterada, que conduce a la aparición de ictericia y otros síntomas de hepatitis;
  • Daño tóxico al sistema nervioso: función alterada, que causa mareos, dolor de cabeza, daño al aparato vestibular, ojo y nervio auditivo;
  • Daño tóxico al sistema hematopoyético: daño a la médula ósea.

El más sensible a tomar antibióticos es el cuerpo de los niños. Es en ellos que todos los efectos secundarios posibles de estos fármacos y los efectos tóxicos (especialmente los neurotóxicos) son más pronunciados.

Los antibióticos solo pueden ser recetados por un médico que puede tener en cuenta todas las indicaciones y contraindicaciones, seleccionar el agente correcto y su dosis, establecer el régimen correcto y complementarlo con medicamentos de apoyo: antihistamínicos, vitaminas y probióticos.

Amenaza número 5: Fitopreparaciones.

La mayoría de las personas tienen una actitud positiva hacia el uso de hierbas medicinales. A menudo se venden sin receta médica y se usan para tratar una variedad de enfermedades, desde la tos hasta la cistitis. Dicha popularidad de estos fármacos se debe a sus efectos más leves en el cuerpo, la naturalidad, la amplia publicidad y los mínimos efectos secundarios. Sin embargo, debe recordarse que el tratamiento con fitopreparaciones y hierbas oculta amenazas ocultas, y su uso sin receta médica puede llevar a complicaciones graves.

Primero, es bastante difícil determinar la dosis de los ingredientes activos en las hierbas usadas para hacer decocciones, tinturas y tinturas. Como resultado, puede haber una falta del efecto esperado o una sobredosis, lo que lleva a consecuencias graves.

En segundo lugar, los componentes de las hierbas pueden interactuar con las drogas. Las consecuencias de tales efectos pueden ser un debilitamiento o un fortalecimiento del efecto terapéutico esperado o el desarrollo de complicaciones.

En tercer lugar, en ciertas enfermedades concomitantes o durante el embarazo y la lactancia, el uso de una hierba medicinal particular puede estar contraindicado.Por ejemplo, la chokeberry no debe usarse para tratar a pacientes con úlcera péptica, gastritis o trastornos de la coagulación, la hierba de San Juan con hipertensión y celidonia y muchas otras hierbas durante el embarazo.

Al elaborar el botiquín de primeros auxilios, debe seguir una serie de reglas. Debe incluir los medicamentos recetados por un médico o aquellos medicamentos de venta libre que haya revisado y verificado cuidadosamente y que no tengan todas las contraindicaciones posibles. No olvide preguntar al médico cuánto tiempo puede aplicar este o aquel medicamento. Todos los medicamentos deben almacenarse de acuerdo con todas las condiciones indicadas en el paquete. Y antes de tomar el medicamento, asegúrese de que su vida útil no haya caducado.


Con qué médico contactar si experimenta efectos secundarios de las drogas

Si una persona tiene signos inusuales para él, debe comunicarse con su médico, quien conoce todos los medicamentos que toma el paciente. Antes de tomarlos puedes hacer una lista de ellos. Por lo general, el médico da instrucciones para varias pruebas. De acuerdo con sus resultados, al revelar efectos secundarios graves, un paciente puede ser referido a un hepatólogo, un gastroenterólogo, un nefrólogo, un especialista en ORL, un cardiólogo, un neurólogo o un hematólogo.En caso de intoxicación aguda, se necesita la ayuda urgente de un toxicólogo. Con el desarrollo del sangrado gástrico el tratamiento es realizado por el cirujano.

Mira el video: 5 técnicas de defensa personal que debes saber YA. Podrían salvarte la vida

Deja Tu Comentario