Fractura de clavícula con y sin desplazamiento: síntomas y tratamiento.

Las fracturas de la clavícula se encuentran entre las diez lesiones más frecuentes y, según las estadísticas, representan aproximadamente el 15% de todas las fracturas. Se pueden observar en personas de cualquier edad, pero ocurren con mayor frecuencia en personas jóvenes, adolescentes y niños. La alta frecuencia de tales fracturas se explica por las peculiaridades de la estructura y ubicación de la clavícula. Es un hueso delgado y debido a esto, la probabilidad de romperlo aumenta significativamente. Además, la clavícula tiene una fijación rígida entre el brazo y el cuerpo y todos los temblores o golpes de la extremidad siempre se transfieren a ella sin ningún tipo de amortiguación. Determinar la apariencia de una fractura de clavícula puede ser de muchas maneras. En este artículo, le presentaremos los tipos, síntomas, posibles consecuencias y métodos de tratamiento de dichas lesiones.

Los síntomas

La severidad de los signos de fractura depende de su tipo. Más difíciles de transportar fracturas con desplazamiento. Con tales lesiones, el proceso de tratamiento se vuelve más complicado y aumenta el riesgo de diversas complicaciones.

Fracturas con un offset

Los síntomas en una fractura con fragmentos desplazados de la clavícula son más pronunciados, y es mucho más fácil determinar la aparición de tales lesiones.

Después de la lesión, una persona aparece dolor intenso y progresivo en el área del hombro. La víctima no puede mover su brazo y es forzada a sostenerlo por el antebrazo o el codo, presionando fuertemente contra el cuerpo. En este caso, los movimientos que no son típicos de una articulación del hombro saludable pueden reproducirse en la región de la cintura escapular.

En el sitio de la lesión, aparece edema y la piel inflamada alisa la fosa supraclavicular. Visualmente, la cintura escapular se vuelve más corta y se desplaza hacia delante. En este caso, la cabeza de la víctima se inclina hacia el hueso lesionado. El brazo del lado lesionado parece más largo y se hunde.

Los fragmentos de hueso en el área de la falla crean el fenómeno de las "tiendas de campaña": se yuxtaponen en una esquina, cuya parte superior se encuentra en el lugar de la fractura. Al mover el hombro lesionado, puede aparecer una crepitación.

Debido al sangrado, aparece un hematoma en el área de la lesión y, con una fractura abierta, el sangrado también está presente en los tejidos blandos dañados. Cuando se sujetan los fragmentos de una arteria que pasa en la axila, el brazo se vuelve azulado y pálido. El pulso en la arteria cubital desaparece y la extremidad se enfría.

Con una fractura complicada con desplazamiento, los bordes afilados del hueso pueden dañar la cúpula de la pleura, los nervios, las arterias y las venas. En caso de rotura de vasos grandes, se desarrolla una hemorragia masiva, acompañada de síntomas característicos (palidez, reducción de la presión, taquicardia, etc.). Cuando los nervios se dañan, la sensibilidad se pierde, la mano se adormece y los dedos se vuelven inactivos.

Fracturas sin desplazamiento.

Las fracturas de clavícula sin desplazamiento son más comunes en niños. Por lo general, tienen una fractura incompleta y el hueso se rompe como una rama verde. Los signos de tales lesiones no son tan pronunciados y no se manifiestan por todos los síntomas característicos de una fractura con desplazamiento.

La víctima puede experimentar una ligera hinchazón y dolor en el área de la lesión. Algunos niños después de una fractura de clavícula pueden continuar haciendo movimientos de la extremidad afectada y no sentir molestias pronunciadas.

Primeros auxilios

Al igual que con las fracturas de otros huesos, en el caso de una violación de la integridad de la clavícula, la asistencia médica previa está dirigida a la rápida inmovilización de la extremidad, que se realiza para prevenir posibles movimientos de fragmentos de huesos y para recibir lesiones adicionales, y para eliminar el dolor que causa sufrimiento a la víctima.

Primeros auxilios es hacer lo siguiente:

  1. Dele a la víctima que tome analgésicos (Analgin, Ketorol, Baralgin, Ibufen, Paracetamol, etc.) o realice una inyección intramuscular de un analgésico.
  2. Llama a la brigada de ambulancia.
  3. Si hay heridas abiertas, trátelas con un antiséptico, aplique una venda estéril y asegúrela con cinta adhesiva.
  4. Coloca un pequeño cojín en la axila.
  5. Doblar el brazo en el codo y con la ayuda de una banda de bufanda para inmovilizar la extremidad. Si no hay material para tal vendaje, entonces puede usar una chaqueta, camisa, camiseta o remera enrollada. Cuando el brazo está inmovilizado, es necesario que toda su parte desde la muñeca hasta el codo se fije con una venda. Si no se observa esta condición, la extremidad no se inmovilizará lo suficiente y los fragmentos de hueso pueden moverse.
  6. Sobre el vendaje, aplique un resfriado en el área de la lesión.

Cual medico contactar

En caso de sospecha de fractura de clavícula, es necesaria una consulta ortopédica. Después del examen, el médico prescribirá radiografías en dos proyecciones, que permitirán obtener datos detallados sobre el estado de los fragmentos de la clavícula e identificar posibles complicaciones (roturas de los nervios, vasos, cúpula pleural).


Diagnósticos

En la mayoría de los casos, una fractura de la clavícula ya se detecta cuando la examina una víctima. Para confirmar el diagnóstico y aclarar la naturaleza de la fractura (la presencia de desplazamiento, el daño a la cúpula de la pleura, los vasos sanguíneos y los nervios) siempre se realiza una radiografía. Las imágenes se toman en dos proyecciones: rectas y laterales.

Tratamiento

El objetivo principal del tratamiento para las fracturas de clavícula es reparar el hueso roto en la posición correcta e inmovilizar la cintura escapular hasta que los fragmentos estén suficientemente fusionados. En ausencia de desplazamientos, la fractura puede eliminarse mediante la inmovilización adecuada de la cintura escapular, y en presencia de desplazamientos, la reposición de fragmentos se reposiciona y solo después de que la extremidad se fija en una posición estacionaria. La reposición de fragmentos óseos se puede realizar:

  1. Manera cerrada. El procedimiento para devolver los extremos del hueso a la posición fisiológica se realiza mediante métodos no invasivos bajo anestesia local. Después de su ejecución, la cintura escapular se inmoviliza temporalmente y se toma una imagen de control. Con la comparación correcta de los extremos de la clavícula, inmovilizan permanentemente la cintura escapular con yeso.
  2. De manera abierta.El acceso a los fragmentos desplazados se realiza mediante una operación quirúrgica. Para su comparación, se utilizan diversos dispositivos metálicos, que fijan los extremos de los huesos en la posición necesaria para la acumulación. Tales intervenciones se denominan osteosíntesis intraósea. Con un desplazamiento simple, se utiliza un pasador, que se inserta en el hueso y se fija en otro fragmento. En el desplazamiento complejo, las placas y los tornillos se utilizan para la fijación. Después de su instalación, el diseño se aprieta con un cable para la fijación más confiable.

Tratamiento quirurgico

La realización de intervenciones quirúrgicas para las fracturas de clavícula se muestra en los siguientes casos:

  • fractura abierta
  • la probabilidad de ruptura de la piel con un fragmento afilado;
  • fracturas conminutas con la probabilidad de daño a los nervios y vasos sanguíneos;
  • lesión de nervios y vasos sanguíneos;
  • trastornos en los tejidos blandos;
  • Acreción inadecuada de fragmentos óseos, requiriendo re-osteosíntesis.

Los procedimientos quirúrgicos para la osteosíntesis se realizan bajo anestesia general. Dependiendo del caso clínico, se pueden realizar los siguientes tipos de operaciones:

  • osteosíntesis intraósea (según Klyuchevsky o Spizhariomu-Kupcheru) con la ayuda de un alfiler, una aguja de tejer o una varilla;
  • osteosíntesis de placa ósea de pernos y placas (reconstructiva, en forma de gancho, en forma de S o con pernos de bloqueo);
  • Osteíntesis con dispositivo de fijación externa.

Durante la intervención, se realiza drenaje. En ausencia de secreciones sospechosas (sangre, pus), se elimina en 24-48 horas y, cuando se desarrollan complicaciones, se utiliza para el tratamiento.

Una vez completada la operación, primero se realiza una inmovilización temporal, que se reemplaza por una permanente en 2-3 días. Cuando se utiliza el drenaje para tratar las complicaciones, la inmovilización de la cintura escapular se realiza después de su extracción.

Con la cicatrización de heridas sin complicaciones, las suturas se retiran después de 14 días. 3-4 semanas después de la operación, se toma una imagen de control para evaluar la calidad de la acumulación del hueso y se permite al paciente realizar movimientos parciales en la articulación del hombro.


Inmovilización de la cintura escapular.

En casi todos los casos se muestra la inmovilización de la cintura escapular con un molde de yeso. A veces se puede aplicar una venda suave. Como regla general, se utiliza en el tratamiento de niños con fracturas subperiósticas o pacientes ancianos.

Para lograr la inmovilización, la mayoría de las veces se aplica un vendaje de yeso toracobraquial (esterno-braquial). La aparición de materiales modernos le permite reemplazar el yeso con polímeros especiales. Son más convenientes para el paciente, porque tienen la fuerza suficiente, menos peso y pueden orinar en agua cuando realizan procedimientos de higiene.

La inmovilización de la cintura escapular se lleva a cabo hasta la formación completa de los fragmentos de clavícula. La duración de su uso depende de la complejidad de la fractura, la presencia de comorbilidades que impiden la curación de los huesos y la edad del paciente. Como regla general, es necesario usar un yeso durante 4-8 semanas.

Tratamiento de drogas

En el tratamiento de las fracturas de clavícula, se pueden recetar al paciente los siguientes medicamentos:

  • analgésicos;
  • antibióticos (con supuración de una herida postoperatoria o fractura abierta);
  • suplementos de calcio;
  • vitaminas;
  • agentes fortificantes.

Fisioterapia

El uso de técnicas de fisioterapia en el tratamiento de fracturas acelera el proceso de recuperación del paciente. Reducen el dolor, eliminan el edema y las reacciones inflamatorias, ayudan a mejorar el trofismo en la zona afectada y tienen un efecto mioestimulante.

Se pueden prescribir los siguientes procedimientos mientras se usa yeso:

  • Electroforesis con anestésicos y vasodilatadores.
  • terapia magnética de baja frecuencia;
  • Irradiación de Suf;
  • Recepción de aguas minerales medicinales.

Después de retirar el yeso, se puede prescribir lo siguiente:

  • masajes
  • ejercicios terapéuticos;
  • terapia magnética de alta frecuencia;
  • UHF;
  • amplipulso
  • terapia de ultrasonido;
  • terapia remota de ondas de choque;
  • Baños terapéuticos (sulfuro de hidrógeno, cloruro de sodio).

Periodo de recuperacion

Después de una fractura de clavícula, la capacidad de la víctima para trabajar se restaura por completo en 6-8 meses. Estos períodos pueden depender de la edad, las comorbilidades, la presencia de complicaciones y la complejidad de la fractura.

Al realizar la osteosíntesis, los accesorios de metal se retiran después de 6-12 meses. El momento de tales operaciones puede depender de los mismos factores que la rehabilitación.

Las fracturas de la clavícula se observan con frecuencia y están acompañadas de dolor, un cambio en la forma de la clavícula, hinchazón y trastornos en los movimientos de las manos. Son detectados en el examen por un médico y en las radiografías.Se pueden utilizar técnicas conservadoras y quirúrgicas para tratar tales lesiones. En ausencia de desplazamiento, la cintura escapular se inmoviliza hasta que el hueso crece y, en presencia de desplazamiento, se realiza una reposición abierta o cerrada para que coincida con los fragmentos.

Los traumatólogos hablan de las fracturas de clavícula:

Mira el video: ¿La fractura de clavícula se inmoviliza o se opera?

Deja Tu Comentario