Hiperandrogenismo en mujeres: causas, síntomas, tratamiento.

Hiperandrogenismo en mujeres es un término colectivo que incluye una serie de síndromes y enfermedades acompañados por un aumento absoluto o relativo en la concentración de hormonas sexuales masculinas en la sangre de una mujer. Hoy en día, esta patología es bastante común: según las estadísticas, afecta al 5-7% de las adolescentes y al 10-20% de las mujeres en edad fértil. Y dado que el hiperandrogenismo conlleva no solo varios defectos de apariencia, sino que también es una de las causas de la infertilidad, es importante que las mujeres estén al tanto de esta condición para que, al haber notado tales síntomas, deban buscar inmediatamente la ayuda de un especialista.

Se trata de las causas del hiperandrogenismo en las mujeres, de sus manifestaciones clínicas, de cómo se realiza el diagnóstico y de las tácticas de tratamiento de esta patología que aprenderá de nuestro artículo. Pero primero, hablemos sobre qué son los andrógenos y por qué se necesitan en el cuerpo femenino.

Andrógenos: fisiología básica.

Los andrógenos son hormonas sexuales masculinas. El principal, el representante más famoso de ellos es la testosterona. En el cuerpo de una mujer, se forman en las células de los ovarios y la corteza suprarrenal, así como en el tejido adiposo subcutáneo (VLS).Las hormonas adrenocorticotrópicas (ACTH) y luteinizantes (LH) sintetizadas por la glándula pituitaria regulan su producción.

Las funciones de los andrógenos son multifacéticas. Estas hormonas son:

  • son precursores de los corticosteroides y estrógenos (hormonas sexuales femeninas);
  • formar el deseo sexual de una mujer;
  • durante la pubertad determina el crecimiento de los huesos tubulares y, por lo tanto, el crecimiento del niño;
  • Participar en la formación de características sexuales secundarias, a saber, la distribución del cabello de tipo femenino.

Todas estas funciones los andrógenos desempeñan bajo la condición de una concentración fisiológica normal de ellos en el cuerpo femenino. El exceso de estas hormonas causa tanto defectos estéticos como trastornos metabólicos, el ciclo menstrual y la fertilidad de una mujer.


Tipos, causas, mecanismo de desarrollo del hiperandrogenismo.

Dependiendo del origen, se distinguen 3 formas de esta patología:

  • ovario (ovario);
  • suprarrenal
  • mezclado

Si la raíz del problema se encuentra precisamente en estos órganos (ovarios o corteza suprarrenal), el hiperandrogenismo se denomina primario. En el caso de la patología de la hipófisis, que provoca violaciones de la regulación de la síntesis de andrógenos, se considera como secundario.Además, esta condición puede heredarse o desarrollarse durante la vida de una mujer (es decir, adquirirse).

Dependiendo del nivel de hormonas sexuales masculinas en la sangre emiten hiperandrogenismo:

  • absoluto (su concentración excede los valores normales);
  • relativo (el nivel de andrógenos está dentro del rango normal, sin embargo, se metabolizan ampliamente en formas más activas, o la sensibilidad de los órganos diana a ellos aumenta significativamente).

En la mayoría de los casos, el síndrome de ovario poliquístico es la causa del hiperandrogenismo. También ocurre cuando:

  • síndrome adrenogenital;
  • síndrome de galactorrea-amenorrea;
  • neoplasias de las glándulas suprarrenales u ovarios;
  • hipofunción de la glándula tiroides;
  • Síndrome de Itsenko-Cushing y algunas otras patologías.

Incluso el hiperandrogenismo puede desarrollarse como resultado de una mujer que toma esteroides anabólicos, medicamentos de hormonas sexuales masculinas y ciclosporina.

Manifestaciones clinicas

Estas mujeres están preocupadas por el aumento de la pérdida de cabello en la cabeza y su apariencia en otros lugares (en la cara o el pecho).

Según el factor causal, los síntomas del hiperandrogenismo varían desde un hirsutismo leve e insignificante (aumento del vello) hasta un síndrome viril pronunciado (la aparición de características sexuales masculinas secundarias en una mujer enferma).

Consideremos con más detalle las principales manifestaciones de esta patología.

Acné y seborrea

El acné es una enfermedad de los folículos pilosos y las glándulas sebáceas, que se produce si se bloquean sus conductos excretores. Una de las razones (incluso es más correcto decir, los vínculos de patogénesis) el acné es precisamente el hiperandrogenismo. Es fisiológico para la pubertad, por lo que las erupciones en la cara se encuentran en más de la mitad de los adolescentes.

Si el acné persiste en una mujer joven, tiene sentido examinarla en busca de hiperandrogenismo, cuya causa en más de un tercio de los casos será el síndrome de ovario poliquístico.

El acné puede aparecer independientemente o acompañarse de seborrea (aumento de la producción de la secreción de las glándulas sebáceas de forma selectiva, en ciertas partes del cuerpo). También puede ocurrir bajo la influencia de los andrógenos.

Hirsutismo

Este término se refiere al crecimiento excesivo de vello en hembras en áreas del cuerpo que dependen de los andrógenos (en otras palabras, el vello de una mujer crece en lugarestípico de los hombres (en la cara, el pecho, entre los omóplatos, etc.). Además, el cabello cambia su estructura: de suave a ligera y voluminosa se vuelve dura, oscura (se les llama terminales).

Alopecia

Este término se refiere a la pérdida de cabello mejorada, la calvicie. La alopecia, asociada con un exceso de andrógenos, implica un cambio en la estructura del cabello en la cabeza desde el terminal (saturado con pigmento, duro) a delgado, ligero, corto y voluminoso y su posterior pérdida. La alopecia se encuentra en las áreas frontal, parietal y temporal de la cabeza. Como regla general, este síntoma indica un hiperandrogenismo elevado prolongado y se observa en la mayoría de los casos con neoplasias que producen hormonas sexuales masculinas.

Virilización (síndrome de viril)

Este término se refiere a la pérdida de los signos corporales de las mujeres, la formación de signos masculinos. Afortunadamente, esta es una condición bastante rara: se encuentra solo en 1 de cada 100 pacientes que sufren hirsutismo. Los principales factores etiológicos son el adrenoblastoma y la temomatosis de los ovarios. En raras ocasiones, la causa de esta afección son los tumores suprarrenales productores de andrógenos.

La virilización se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • hirsutismo;
  • acné
  • alopecia androgénica;
  • disminución del timbre de la voz (barfonía; la voz se vuelve áspera, similar a la masculina);
  • reducción en el tamaño de las glándulas genitales;
  • aumento en el tamaño del clítoris;
  • crecimiento muscular
  • la redistribución del tejido adiposo subcutáneo por el tipo masculino;
  • irregularidades menstruales hasta amenorrea;
  • Incremento en el deseo sexual.

Principios de diagnostico

Un aumento en el nivel de andrógenos en la sangre del paciente confirma el diagnóstico.

 

En el diagnóstico de hiperandrogenismo son importantes las quejas, anamnesis y datos del estado objetivo del paciente, y los métodos de investigación de laboratorio e instrumentales. Es decir, después de evaluar los datos de síntomas y anamnesis, es necesario no solo revelar el hecho de que la testosterona y otras hormonas sexuales masculinas aumentan en la sangre, sino también descubrir su origen: una neoplasia, síndrome de ovario poliquístico u otra patología.

Las hormonas sexuales se examinan en el día 5-7 del ciclo menstrual. Se determinan los niveles en sangre de testosterona total, SHBG, DHEA, hormona luteinizante, estimulante del folículo y 17-hidroxiprogesterona.

Para detectar la fuente del problema, se realiza una ecografía de los órganos pélvicos (si se sospecha la patología de los ovarios, utilizando una sonda transvaginal) o, si es posible,Imágenes de resonancia magnética de esta área.

Para diagnosticar un tumor suprarrenal, a un paciente se le prescribe una imagen de resonancia magnética computarizada o una gammagrafía con yodo radioactivo. Cabe señalar que los tumores de tamaño pequeño (menos de 1 cm de diámetro) en muchos casos no se pueden diagnosticar.

Si los resultados de los estudios anteriores son negativos, al paciente se le puede asignar un cateterismo de venas que transportan sangre desde las glándulas suprarrenales y los ovarios, para determinar el nivel de andrógenos en la sangre que fluye directamente de estos órganos.

Principios de tratamiento

Las tácticas de tratamiento del hiperandrogenismo en las mujeres dependen de la patología que causó esta condición.

En la mayoría de los casos, a los pacientes se les prescriben anticonceptivos orales combinados, que además del efecto anticonceptivo también tienen un efecto anti-androgénico.

El síndrome adrenogenital requiere la designación de glucocorticoides.

Si el nivel de andrógenos en la sangre de una mujer se eleva debido al hipotiroidismo o al aumento del nivel de prolactina, la corrección médica de estas afecciones se hace evidente, después de lo cual la concentración de hormonas sexuales masculinas disminuye por sí sola.

En la obesidad y el hiperinsulismo, a una mujer se le muestra una normalización del peso corporal (siguiendo las recomendaciones dietéticas y la actividad física regular) y tomando una metformina, un medicamento para reducir el azúcar.

Las neoplasias productoras de andrógenos de las glándulas suprarrenales u ovarios se extirpan quirúrgicamente incluso a pesar de su naturaleza benigna.

Cual medico contactar

Con síntomas de hirsutismo, debes consultar a un ginecólogo y endocrinólogo. La asistencia adicional será proporcionada por especialistas especializados: un dermatólogo, un tricólogo y un nutricionista.

Conclusión

El hiperandrogenismo en las mujeres es un complejo de síntomas que resultan de una mayor concentración de hormonas sexuales masculinas en la sangre, que acompañan el curso de varias enfermedades endocrinas. Las causas más comunes son el síndrome de ovario poliquístico y el síndrome adrenogenital.

La gravedad de los síntomas varía ampliamente y depende de la enfermedad que subyace al hiperandrogenismo: en algunas mujeres, la enfermedad avanza solo con acné o hirsutismo leve, en otras el cuadro clínico es brillante y el cuerpo del paciente se vuelve viril.

En el diagnóstico, es importante no solo detectar un nivel elevado de hormonas sexuales masculinas en la sangre, sino también identificar la fuente que las produce. Para esto, se utilizan técnicas de imagen como ultrasonido, tomografía computarizada y resonancia magnética de los órganos pélvicos y / o glándulas suprarrenales.

El tratamiento es conservador o, en presencia de tumores productores de hormonas, la cirugía.

Una mujer que sufre de esta patología necesita un seguimiento a largo plazo. El monitoreo regular del nivel de hormonas en la sangre nos permite evaluar la efectividad del tratamiento y aumentar las posibilidades de que la paciente quede embarazada y transferir el embarazo de manera segura.

El endocrinólogo de la clínica Yu Vizus-1 V. Struchkova habla sobre el hiperandrogenismo en las mujeres:

Mira el video: Que Es Hiperandrogenismo, Síntomas Y Causas

Deja Tu Comentario