Falsa articulación tras fractura: causas, tratamiento.

Cuando los huesos crecen juntos después de una fractura, se forma un ‚Äúcallo óseo‚ÄĚ, que es una masa sin forma y friable, debido a la cual se produce una restauración del tejido óseo entre los fragmentos. Para una curación más precisa de los huesos, se utilizan varias técnicas: la aplicación de yeso, estiramiento de los huesos del esqueleto, unión de fragmentos con placas metálicas, agujas de tejer, etc. Sin embargo, debido a la influencia de varios factores, en algunos casos el hueso tubular no crece juntos. Después de algún tiempo, los bordes contiguos y de frotamiento se suavizan y forman una articulación falsa (o seudoartrosis), una de las complicaciones en el tratamiento de las fracturas. A veces se forma una capa delgada de cartílago y líquido en los bordes de los huesos de esta formación, y aparece una cápsula similar a la bolsa articular.

Los primeros intentos de tratar tales complicaciones de fracturas fueron realizados por Hipócrates. No tuvieron éxito, ya que para estos fines solo se utilizaron métodos conservadores: tocar el área del daño con un martillo de madera y administrar medicamentos para activar el crecimiento del espolón óseo. Más tarde, se empezaron a realizar cirugías (Beck, Yazykov, Khakhutova, etc.) para eliminar las articulaciones falsas.

Según algunas estadísticas, tal complicación en el tratamiento de las fracturas cerradas se observa en 5-11% de los casos, y abierta en 8-35%. La pseudoartrosis ocurre a menudo después de lesiones del radio y del cuello femoral, y en anomalías congénitas, en la tibia (en el borde del tercio inferior y medio de la tibia). En este artículo, le presentaremos las causas de la aparición, los tipos, los síntomas principales y los métodos de tratamiento de la pseudoartrosis.

Variedades de falsas articulaciones.

Dependiendo de la causa de la pseudoartrosis, existen:

  • congénito
  • Adquiridos: patológicos y traumáticos.

Dependiendo de la naturaleza del daño, la pseudoartrosis puede ser:

  • no armas de fuego;
  • armas de fuego

Según las manifestaciones clínicas detectadas durante la radiografía, las articulaciones falsas son de los siguientes tipos:

  1. Emergiendo Aparece en el momento de completar el período necesario para la acumulación normal de huesos. En la radiografía se determinaron los límites claros de la "brecha", fractura y callo El paciente siente dolor en el área dañada y al intentar sondearla.
  2. Fibroso El tejido fibroso se revela entre los extremos del hueso y en la imagen se ve una "hendidura" estrecha. La movilidad en la articulación es muy limitada.
  3. NecróticoAparece después de heridas de bala o fracturas con una predisposición al desarrollo de necrosis ósea. Dicha pseudoartrosis se observa con más frecuencia en casos de lesiones en el cuello en el astrágalo y el fémur o en la parte media del hueso navicular.
  4. Pseudoartrosis del hueso regenerado. Aparece cuando hay una osteotomía anormal de la tibia con su estiramiento excesivo o una fijación insuficientemente fuerte al aparato para la extensión de los segmentos.
  5. Verdadero (o neoartrosis). En la mayoría de los casos, se desarrolla en segmentos de un solo hueso con su movilidad excesiva. Con tal pseudoartrosis, aparece tejido de cartílago fibroso con áreas de cartílago hialino en los bordes de los fragmentos. Alrededor de los restos aparece educación, similar a la bolsa periarticular, que contiene líquido.

Dependiendo del método de formación y la intensidad de la formación ósea, la pseudoartrosis puede ser:

  • hipertrófico: en los extremos de un hueso roto, aparece la proliferación ósea;
  • normotrófico: en los fragmentos óseos no hay crecimientos óseos;
  • atrófico (o avascular): en dichas articulaciones, la circulación sanguínea está deteriorada, la formación ósea es deficiente o suele ir acompañada de osteoporosis de un hueso roto

Según su curso, la pseudoartrosis puede ser:

  • no complicado - no acompañado de infección y la aparición de pus;
  • infectado: la adherencia de una infección purulenta conduce a la formación de fístulas localizadas en el hueso y secuestradores (cavidades), desde donde se secreta pus, en tales articulaciones pueden haber fragmentos de proyectiles o pinzas metálicas.

Diagnósticos

Además de examinar y analizar las quejas de los pacientes, se realiza un examen de rayos X para diagnosticar la pseudoartrosis. Para un examen más detallado de los cambios estructurales en los huesos, las radiografías deben realizarse en dos proyecciones perpendiculares. En una serie de casos difíciles al paciente se le prescribe una tomografía.

Al estudiar los rayos X en pseudoartrosis, se revelan los siguientes cambios:

  • falta un callo que conecta los fragmentos;
  • los fragmentos de huesos rotos se vuelven redondeados y aplanados (a veces se vuelven cónicos debido a la falta de formación ósea en la seudoartrosis atrófica);
  • en los extremos de la cavidad ósea, los fragmentos crecen y las placas de cambio aparecen en ellos, deteniendo la regeneración en los tejidos de la médula ósea;
  • aparece una brecha entre las "superficies articulares" en ambas proyecciones;
  • a veces uno de los fragmentos tiene la forma de un hemisferio, se asemeja a una cabeza articular, y el otro tiene una superficie cóncava y se parece a una cavidad articular.

Las radiografías pueden revelar una articulación falsa. Para determinar la intensidad de la formación ósea y aclarar la forma de pseudoartrosis (hipertrófica o atrófica) se realiza un estudio de radioisótopos.

Tratamiento

El principal método para eliminar las articulaciones falsas es la cirugía. La terapia conservadora dirigida a eliminar la pseudoartrosis y que consiste en el uso de fármacos para la acumulación de fragmentos y en fisioterapia, no da el efecto deseado.

El objetivo principal del tratamiento es restaurar la continuidad de un hueso roto. Después de eso, se toman medidas para eliminar las deformaciones que causan una violación de la extremidad afectada. El plan de tratamiento se elabora en función del caso clínico y las características individuales del paciente.

Se utilizan eventos generales y locales para eliminar la falsa articulación.

Medidas terapéuticas generales

Los pacientes con articulaciones falsas son medidas recomendadas para mejorar el tono muscular, estabilizar la circulación sanguínea en la pseudoartrosis, preservar y restaurar las funciones de la pierna o el brazo afectados. Para esto, a los pacientes se les prescriben procedimientos fisioterapéuticos, masajes y una serie de ejercicios sobre ejercicios de fisioterapia.

Trato local

El tratamiento local de la pseudoartrosis implica la operación, cuyo objetivo es crear condiciones favorables para la correcta acumulación de fragmentos. Para ello, sus fines convergen e inmovilizan. Durante la intervención, el cirujano presta atención no solo a la convergencia de fragmentos, sino que también crea las condiciones para una adecuada circulación de la sangre en el área de la fractura. Además, la prevención de infecciones o el tratamiento de complicaciones purulentas.

El tratamiento local se puede realizar de acuerdo con los siguientes métodos:

  • osteosíntesis compresión-distracción;
  • osteosíntesis sostenida;
  • injerto óseo.

Las tácticas de tratamiento local se seleccionan dependiendo del tipo de articulación falsa. Con su forma hipertrófica, la operación puede ser extra-focal: se aplica un aparato de compresión-distracción a la extremidad.Y en caso de pseudoartrosis atrófica, para restaurar la integridad de un hueso roto, primero es necesario realizar su cirugía plástica.

Al elegir un procedimiento quirúrgico, la ubicación de la pseudoartrosis también se tiene en cuenta:

  • En caso de localización periarticular, se realiza osteosíntesis por compresión-distracción;
  • cuando se localiza en el tercio superior o medio del muslo, se realiza una osteosíntesis intramedular;
  • cuando se localiza en el hueso radial (con el desarrollo de pie zambo): primero se realiza la distracción del aparato y luego el injerto óseo;
  • con localización en el húmero o tibia - se realiza osteosíntesis por compresión-distracción.

Osteosíntesis compresión-distracción

Este método de tratamiento se lleva a cabo con la ayuda de un aparato especial que proporciona fragmentos coincidentes. En este caso, un brazo o pierna rota debe estar completamente inmóvil. El dispositivo le permite garantizar la máxima aproximación y la compresión mutua de los extremos de un hueso roto. Además, este método permite eliminar el acortamiento o la deformación de las extremidades. Para garantizar la inmovilización, se utilizan Kalnberz, Ilizarov y otros dispositivos.La esencia del método consiste en la eliminación de áreas óseas que forman la pseudoartrosis, su convergencia y la presión. Después de la formación de fragmentos de callos, comience a alejarse gradualmente uno de otro, restaurando la longitud de la extremidad y la integridad del hueso.

Osteosíntesis estable

Para realizar este método de tratamiento, se utilizan fijadores especiales (placas, varillas), que proporcionan el contacto y la rigidez de los fragmentos de hueso dañado necesarios para la acumulación. Por su imposición durante la cirugía, se exponen las áreas expuestas del hueso. En la pseudoartrosis hipertrófica, la adhesión del hueso con la ayuda de una osteosíntesis estable ocurre sin realizar una operación en el injerto óseo, pero en caso de falsas articulaciones atróficas, se debe realizar esta intervención preliminar.

Injerto de hueso

Este método quirúrgico se usa con poca frecuencia, pero solo en los casos en que es necesario estimular la osteogénesis en la pseudoartrosis atrófica. Antes de llevar a cabo tales operaciones, es imperativo eliminar los procesos purulentos, realizar la escisión de los cambios cicatriciales y los plásticos de la piel.Desde el momento en que se completa el tratamiento de las complicaciones purulentas hasta la fecha de la cirugía para el injerto óseo, debe tomar al menos 8-12 meses.


Rehabilitación y resultados.

La fisioterapia regular ayuda a recuperarse de una enfermedad.

La duración de la inmovilización de la extremidad afectada con articulaciones falsas es 2-3 veces más larga que en el tratamiento de una fractura ordinaria del mismo hueso. Después de su finalización, al paciente se le asigna un programa de rehabilitación:

  • masajes
  • fisioterapia;
  • ejercicio terapéutico;
  • Tratamiento de spa.

Los pronósticos a largo plazo de los resultados de la rehabilitación de pacientes con pseudoartrosis son favorables:

  • buen resultado - 72%;
  • resultado satisfactorio - al 25%;
  • Mal resultado - en 3%.

La aparición de una articulación falsa es una consecuencia de una anomalía fetal o una complicación del tratamiento de una fractura ordinaria que está mal y cargada de otras enfermedades.

Para eliminar la pseudoartrosis, se utilizan varias técnicas quirúrgicas para lograr la acumulación normal de restos óseos y la eliminación de las deformidades de las extremidades.

Cual medico contactar

El traumatólogo ortopédico se ocupa del tratamiento de las articulaciones falsas. Esta es una patología compleja, la intervención quirúrgica se lleva a cabo en grandes centros médicos donde es necesario recibir una referencia en el lugar de residencia. En este caso, el tratamiento para el paciente en presencia de una política médica es gratuito.

Mira el video: Pseudoartrosis - Mala consolidaci√≥n de fracturas - ¬ŅQu√© es?

Deja Tu Comentario