Signos de un dedo roto en el brazo, tratamiento.

Los dedos de nuestras manos son capaces de realizar movimientos coordinados y muy sutiles que tienen un impacto significativo en nuestras actividades diarias y nuestra capacidad para trabajar. Sus fracturas, contra las cuales ni una sola persona está asegurada, pueden convertirse en la causa de la aparición de problemas significativos: limitaciones de las funciones de la mano en su totalidad, flexión de los dedos y la aparición de dolor incluso con el mínimo esfuerzo. En el futuro, estas consecuencias de una lesión pueden tener un efecto negativo en las actividades profesionales e imponer restricciones en la vida diaria, y las fracturas del pulgar pueden convertirse en una causa de discapacidad. Es por eso que cualquier fractura de los dedos debe ser la razón para ponerse en contacto con un especialista.

Estas lesiones ocurren con bastante frecuencia y se observan en el 5% de los pacientes con fracturas. En este artículo le informaremos sobre las causas, tipos, signos y métodos de diagnóstico, primeros auxilios y tratamiento de fracturas de los dedos. Esta información ayudará a tiempo a sospechar la presencia de dicha lesión y a tomar la decisión correcta sobre la necesidad de tratamiento por parte de un especialista.

Los síntomas

Los síntomas principales de una fractura de dedo son dolor intenso, enrojecimiento e hinchazón en el área de la lesión. El paciente guarda el dedo lesionado, intentando no moverlos.

Al igual que con otras fracturas, con tales lesiones en los dedos, el dolor intenso surge en los dedos. Más adelante en el área de la fractura aparecen los siguientes síntomas probables:

  • enrojecimiento e hinchazón en el sitio de la fractura;
  • la piel en el sitio de la lesión es más cálida;
  • una limitación significativa de los movimientos del dedo dañado;
  • la aparición de dolor al tratar de presionar la punta del dedo lesionado;
  • perdonando la posición del dedo.

La presencia de todos los signos probables anteriores de una fractura de dedo en casi el 100% de los casos indica una violación de la integridad del hueso y no necesita ser diagnosticada para identificar síntomas confiables de una fractura:

  • detección de grietas al sondear;
  • crepitación en la palpación;
  • Detección de movilidad patológica en aquellas zonas del dedo en las que no debería estar;
  • cambiar la forma del pincel;
  • acortando el dedo lesionado (al comparar su longitud con el mismo dedo sano en la otra mano).

Debe recordarse que la manipulación de la definición de signos confiables de una fractura siempre está acompañada de dolor y puede causar la progresión de la fractura. Cuando se prueba un dedo lesionado por una persona que no tiene educación médica, existe un alto riesgo de daño a los nervios, tendones y vasos sanguíneos.En el futuro, tales lesiones requerirán tratamiento quirúrgico y pueden llevar a una disfunción irreversible de la mano.

Posibles complicaciones de la automedicación o tratamiento inadecuado.

Con el tratamiento incorrecto, una fractura de los dedos puede llevar a las siguientes complicaciones:

  1. La formación de pseudoartrosis (articulación falsa). Esta complicación lleva a doblar el dedo en el lugar en el que normalmente no se dobla. Puede desarrollarse con inmovilización insuficiente. Como resultado, los fragmentos a lo largo del tiempo se borran unos contra otros, se redondean y el canal óseo en ellos crece, y un hueso se divide en dos cortos. Entre ellos hay una pequeña brecha, y el dedo adquiere movilidad patológica. Tal complicación solo puede resolverse con la ayuda de una intervención quirúrgica. En el futuro, el dedo lesionado se vuelve más corto.
  2. La formación de un espolón óseo excesivamente grande. Si los fragmentos se comparan incorrectamente, se desarrolla un callo óseo gigante, que no solo conduce a la formación de un defecto cosmético, sino que también provoca restricciones en los movimientos del dedo lesionado.
  3. La aparición de contracturas.Con un tratamiento no profesional, la inflamación en el área afectada se prolonga, y la inmovilización inadecuada provoca un acortamiento de los tendones. Como resultado, el dedo lesionado pierde su movilidad. La eliminación de tales complicaciones es siempre duradera y se acompaña de dolor durante los procedimientos para estirar el tendón acortado.
  4. Fusión incorrecta. Si los fragmentos se comparan incorrectamente, uno de ellos se desplaza y, después de la fusión, se encuentra en una posición no fisiológica. Como resultado del movimiento del dedo lesionado no se puede implementar completamente.
  5. La formación de anquilosis (inmovilidad completa de la articulación). Esta complicación puede desarrollarse con fracturas en el área de las superficies articulares. Con un tratamiento inadecuado, crecen juntos, se fijan y el dedo pierde completamente su función. La anquilosis puede llevar a la víctima a la discapacidad, porque no hay métodos para tratar tales complicaciones.
  6. Osteomielitis. Esta complicación ocurre cuando una médula ósea se infecta con una fractura abierta en el momento de la lesión o después de la cirugía. La enfermedad se acompaña de dolor intenso y, a menudo, se vuelve crónica.Después de la acumulación del hueso en la víctima, aparecen periódicamente exacerbaciones de la osteomielitis, causando gran sufrimiento. El tratamiento de esta complicación solo puede ser quirúrgico.

Diagnósticos

Después de entrevistar y examinar a la víctima y aclarar todas las circunstancias de la lesión, el médico prescribe una radiografía de un dedo individual o toda la mano para confirmar el diagnóstico de un "dedo roto". Las imágenes se toman en dos proyecciones: recta y lateral. En el futuro, brindan la oportunidad de tomar una imagen completa de la fractura (su forma, ubicación exacta y profundidad) y prescribir el tratamiento más efectivo.

Después de retirar el yeso, se realiza una radiografía repetida, lo que le permite controlar la calidad de la cicatrización y confirmar la ubicación correcta de los dispositivos intraóseos para fijar los fragmentos (si se utilizaron).


Tratamiento

La táctica del tratamiento de las fracturas de los dedos en las manos está determinada por su severidad. Se pueden usar los siguientes métodos:

  • reposicionamiento cerrado
  • tracción esquelética;
  • Reducción abierta.

Reposicionamiento cerrado

Este método de tratamiento se puede utilizar con fracturas simples cerradas con desplazamiento.Antes del procedimiento de reposición cerrada, se toma una muestra para un anestésico local (Procaína o Lidocaína). En ausencia de alergia, el medicamento se inyecta en el área circundante del tejido blando de la fractura.

Después del inicio de la anestesia local, se tira del dedo a lo largo de su eje y todas sus articulaciones se flexionan de manera que se forma un ángulo de aproximadamente 120 °. La siguiente es la presión sobre el ángulo de la fractura, que coloca los fragmentos en la posición necesaria para la acumulación.

Después de eso, se realiza un yeso para asegurar una inmovilización confiable. El yeso se aplica desde el tercio superior del antebrazo hasta el extremo del dedo lesionado (mientras el dedo permanece parcialmente doblado).

Cuando realice un vendaje de este tipo, asegúrese de cuidar la posición correcta del cepillo. Debe extenderse en la muñeca a 30 °, y el dedo doblado dañado debe tocar ligeramente la palma. Tal posición de la mano ayuda a prevenir el desarrollo de contracturas y el nuevo desplazamiento de fragmentos.

Después de aplicar el yeso a la víctima, se recomienda mantener la mano en una posición elevada durante 2-3 días. Esta posición evita la aparición de edemas marcados.Se prescriben analgésicos para eliminar el dolor.

Tracción esquelética

Este método de tratamiento se utiliza cuando es imposible comparar los desplazamientos por reposición cerrada o en casos de fracturas múltiples. La anestesia local se realiza para la anestesia.

El brazo está superpuesto con el mismo yeso largo que con la reducción cerrada, pero con una peculiaridad. Frente al dedo lesionado (desde el lado de la palma), se adjunta un cable, cuyo extremo es unos centímetros más largo que el dedo y está equipado con un gancho. Los fragmentos se vuelven a colocar y las grapas, alfileres o hilos se sujetan a través de los tejidos blandos. Cuando se realizan tales construcciones en la falange de la uña, la placa de la uña se recubre con varias capas de barniz polimérico (para el refuerzo).

Después de completar la tracción esquelética, se recetan analgésicos, antiinflamatorios y antibacterianos.

Reposicion abierta

Las indicaciones para realizar la reducción abierta (osteosíntesis) son los siguientes casos:

  • fracturas abiertas;
  • fracturas conminutas complejas;
  • Complicaciones purulentas en comparación con otros métodos para tratar una fractura;
  • Fractura incorrectamente aumentada.

Una operación de osteosíntesis se realiza bajo anestesia general. Para la fijación de fragmentos en la posición de acreción necesaria, se utilizan agujas o tornillos (en casos más raros). Una vez completada la operación, se aplica yeso.

El aparato de Ilizarov puede ser usado para el mismo propósito. Contribuye a una fijación más confiable de los fragmentos y no requiere el uso de un molde de yeso. El único inconveniente de este fijador externo es la necesidad de realizar un procesamiento diario.

La osteosíntesis puede ser:

  • Un solo paso: los dispositivos de fijación permanecen en los huesos de por vida.
  • Dos etapas: los dispositivos de fijación se retiran del hueso en 3-4 semanas.

Una vez completada la osteosíntesis, se prescriben analgésicos, antiinflamatorios y antibacterianos.

¿Cuánto tiempo se debe usar un yeso?

Dependiendo de la severidad de la lesión y otros factores, la duración de la inmovilización varía de 2 a 6 semanas.

La duración de la inmovilización de las fracturas de los dedos en las manos depende de la gravedad de la lesión, la edad y la presencia de enfermedades concomitantes que evitan la acumulación de huesos:

  • con fracturas simples sin desplazamiento (después de la reducción cerrada), el yeso se usa durante 2-3 semanas y la capacidad de trabajo se restaura en 3-4 semanas;
  • con fracturas simples y de múltiples fracturas con desplazamiento (después de la tracción del esqueleto), el yeso se usa durante 3-4 semanas y la capacidad de trabajo se restaura después de 6-8 semanas;
  • para fracturas complejas (después de la osteosíntesis), el yeso se usa durante aproximadamente 6 semanas y la capacidad de trabajo se restaura después de 8-10 semanas.

Rehabilitación

Después de retirar el yeso, al paciente se le asigna un programa de rehabilitación que proporciona la restauración más completa de las funciones del dedo lesionado. Para esto se puede recomendar:

  • Complejos de gimnasia terapéutica;
  • cursos de masaje;
  • Procedimientos fisioterapéuticos: UHF, baños de sal y soda, aplicaciones en la ozoquerita, mecanoterapia.

Las fracturas de los dedos son lesiones frecuentes. No deben ser tratados por sí mismos y siempre son una razón para consultar a un especialista. Dependiendo de la gravedad de la lesión, el médico podrá elegir las tácticas de tratamiento efectivas que asegurarán la curación más correcta de los fragmentos y la restauración completa de las funciones de los dedos en el futuro.

Cual medico contactar

Si sospechas una fractura de un dedo, es necesaria una consulta ortopédica. Para confirmar el diagnóstico y obtener una imagen detallada de la fractura, la radiografía se asigna necesariamente a la víctima.

Mira el video: Fractura y fisura - Qué es y cuáles son sus fases de curación

Deja Tu Comentario