Síndrome de Melkersson-Rosenthal: síntomas, tratamiento

El síndrome de Melkersson-Rosenthal no es una enfermedad rara y es más común en mujeres. Puede desarrollarse en personas de diferentes edades, pero se detecta principalmente en individuos de 35 a 55 años. El primer síntoma en la mayoría de los casos se convierte en pronunciada hinchazón de la cara y los labios.

En este artículo, le presentaremos los síntomas y métodos de diagnóstico y tratamiento del síndrome de Melkersson-Rosenthal. Esta información ayudará a consultar a un médico a tiempo y evitará el desarrollo de grandes cambios en la apariencia, lo que traerá sufrimiento moral.

Curso de la enfermedad

En el futuro, el curso de la enfermedad se vuelve crónico, y el edema y la parálisis, que están constantemente presentes, se manifiestan por periodos periódicos de exacerbación o alguna reducción en sus síntomas. Los cambios en la severidad del edema pueden ocurrir durante el día.

En otros casos, al principio, el edema de los tejidos de la piel de la cara puede desaparecer por completo, empeorar con el aumento de la frecuencia y volverse constante con el tiempo. A veces, el edema se propaga a otras partes de la cara, y cuando se captura completamente, la apariencia del paciente comienza a parecerse a una máscara de león. La causa de la exacerbación puede convertirse en varios factores: la enfermedad transferida (ARVI, herpes, etc.), sobrecarga nerviosa, hipotermia, etc.

En casos raros, el síndrome de Melkersson-Rosenthal solo se acompaña de macrochailitis. Al mismo tiempo, los pacientes carecen no solo del plegamiento de la lengua, sino también de los signos de parálisis del nervio facial.

Consecuencias

Un defecto cosmético persistente y de larga duración que siempre se desarrolla con el síndrome de Melkersson-Rosenthal conduce a cambios mentales. Como regla general, los pacientes con esta enfermedad desarrollan depresión o hipocondría.

El aumento del tamaño de los labios y la baja movilidad de la lengua causan una violación de la deglución, la masticación y el habla. Estos mismos síntomas de la enfermedad conducen a lesiones frecuentes en los labios y la lengua, porque el paciente no puede controlar por completo las funciones dañadas. Como resultado, las membranas mucosas a menudo se infectan.


Diagnósticos

El diagnóstico del síndrome de Melkersson-Rosenthal consiste en determinar, al examinar a un paciente, una combinación de al menos dos de sus síntomas principales: macrochalitis y parálisis del nervio facial. Si solo se detecta uno de ellos, el médico debe diferenciar esta enfermedad con erisipela, angioedema, hemangioma y linfangioma.

Cual medico contactar

Si aparecen edema facial, parálisis del nervio facial y patología oral, es necesario consultar a los especialistas pertinentes: alergólogo, neurólogo y dentista. A menudo ayuda en el tratamiento puede tener un dermatólogo competente. Si es necesario, consulte a un psiquiatra.

Un especialista habla sobre el síndrome de Melkersson-Rosenthal (en inglés):

Mira el video: Grietas o fisuras en la lengua

Deja Tu Comentario